¿Cómo organizar tu vida, dejar de procrastinar y ser más productivo? 

Últimamente he cambiado bastante mi forma de vivir y trabajar. Suena bastante fuerte, pero es así. Antes llegaba a casa y me quedaba dos horas seguidas (literalmente) con el móvil, dejaba todo para otro momento y estudiaba sólo el día anterior al examen. Eso no hacía más que agobiarme y estresarme día a día. Así que decidí cambiar, organizarme y hacer las cosas de otra forma porque me di cuenta de que así sería más feliz. Porque hay que ser siempre feliz, no sólo cuando hay vacaciones.

Aquí os traigo mis tips sobre cómo mejorar tu organización y ser más feliz en tu día a día. 🙂

1. Consigue un calendario

Mi primer consejo sería decirte que te compres un calendario. Yo, por ejemplo, utilizo mi agenda para organizar cada semana y después tengo un calendario mensual colgado en la pared enfrente de mi escritorio, donde apunto todos los exámenes y los trabajos que tengo que entregar. Así tienes una vista más amplia de todo lo que tienes que hacer y te puedes organizar con un rango mayor de tiempo. Si ves que necesitas aún más organización, también puedes conseguir agendas diarias y calendarios semanales, como mejor te vaya a ti. Intenta empezar a preparártelo o a hacer todo una semana antes a lo que lo sueles hacer. Así tendrás más tiempo para estudiar/trabajar, te entrarán mejor las cosas y te agobiarás menos. Si no te apetece comprarte un calendario, he encontrado una página (haz click aquí), en la que puedes descargarte calendarios de todo tipo gratis e imprimirlos o incluso hacértelos tú mismo a mano si te apetece.

2. Planifícate cada día

Escríbete todo lo que tienes que hacer o quieres conseguir cada día por las mañanas, nada más empezar el día o la noche anterior. Así tendrás cada día objetivos que alcanzar y tendrás todo mucho más claro. Lo ideal sería que pusieses también el tiempo que quieres dedicar a cada tarea e intentar conseguirla en ese límite para no perder el tiempo. También ayuda mucho (aunque no lo parezca) pintar al lado de nuestros objetivos cuadraditos para poner una cruz o un tick cada vez que lo consigues. Aunque parezca mentira funciona de verdad, esto te va a dar ánimos y ganas de seguir haciendo más cosas para simplemente tachar el cuadradito. Te aconsejo empezar por las cosas más fáciles o que más te apetecen para tener más cosas terminadas. Tendrás la sensación de que te quedan menos cosas por hacer y te costará menos hacerlas.

3. Haz descansos

Muy poca gente aguanta horas sentada frente a un escritorio sin hartarse o cansarse, por muy productiva que sea. Incluso está demostrado que se es mucho más eficaz en el trabajo o en el estudio trabajando 30 minutos o máximo 1 hora y haciendo pausas de 5-10 minutos. En esos descansos puedes leer un poco si te gusta o incluso ver algún capítulo de una serie si tienes mucho tiempo, aunque esto es menos recomendable porque te lleva más tiempo y tienes la probabilidad de querer ver otro capítulo y dejar de estudiar.

4. Intenta que el móvil no te distraiga

A mí lo que más me costaba antes era despegarme del móvil y era realmente el mayor problema que tenía. Llegaba a casa y me ponía a ver Instagram, Youtube, Netflix, lo que fuese. Todo menos estudiar… Ahora lo que hago es o bien dejarlo en otra habitación de mi casa que no sea donde estoy, o bien lo apago y lo meto en un cajón. También hay distintas apps para controlar el uso que haces de tu teléfono (como por ejemplo Moment para iOS y QualityTime para Android, que te hacen estadísticas y te dicen cuánto utilizas el móvil al día. Es bastante impresionante, en mi caso por lo menos). Otra app que te puede ayudar también es Forest. En ella pones el tiempo que quieres estudiar y mientras tanto crece un arbolito digital. Si te sales de esa aplicación, muere el árbol. Cuantos más árboles tengas al final, más coins tendrás y con ellos podrás incluso plantar árboles de verdad. Es una buena forma de no utilizar otras aplicaciones mientras trabajas y centrarte sólo en lo que tienes que hacer.

5. Despiértate pronto

Vale, sé lo que estaréis pensando. “Esta tía se ha vuelto loca.” Bueno, esto es lo que más me cuesta a mí. Por eso hay días que no me da tiempo a terminar todo lo que tengo que hacer, porque he perdido toda la mañana. Simplemente me gusta demasiado dormir, sobre todo los fines de semana. Pero es verdad que despertándote pronto es como mejor aprovechas tu día y tu tiempo. Puedes incluso terminar todo lo que tienes que hacer en un día antes de que mucha gente esté todavía despierta y eso es genial. Pero claro, a mucha gente le cuesta despertarse pronto, por eso te recomiendo que vayas poco a poco. Despiértate un día 10 minutos antes de lo normal, otro 20 minutos, y así sucesivamente. Verás que vas a notar una gran diferencia.

6. Hazlo

Sé que es muy fácil decirlo, pero de verdad que si has hecho todos o muchos de los pasos anteriores, te será mucho más fácil conseguir todo lo que quieres hacer. Tendrás menos cosas que hacer porque estarás mejor organizado y habrá un momento en el que ya no te cueste tanto hacerlo.

Espero que esto os haya servido de algo, nos vemos la semana que viene,

M x.

Welcome!

Choose your language

English

Spanish

A %d blogueros les gusta esto: