Necesitaremos una tela (el tipo de tela dependerá de para qué queramos usar el vestido y el tamaño dependerá también de lo largo que se quiera hacer el vestido) e hilo del mismo color, una máquina de coser y una cinta elástica.

  1. Cortamos la tela en 4 partes; dos para la falda y dos para los tirantes. Cada parte de la falda (delantera y trasera) va a medir nuestro Contorno de Cintura por el largo que queramos para el vestido.

    Las dos otras partes para los tirantes se cortan y se olvidan por un momento.

  2. Empezamos por la falda del vestido. Ponemos la parte delantera encima de la parte trasera de la falda (si la tela es distinta por un lado que por el otro, se ponen los lados feos enseñando hacia arriba, para que de esta forma, cuando hayamos acabado de coser todo, podamos dar la vuelta al vestido y se vea la parte que queremos enseñar de la tela) y las juntamos con alfileres en los lados (todo menos la parte de la cintura y el bajo). Si no estás acostumbrad@ a coser a maquina te recomiendo hilvanar primero antes de coser, te llevará más tiempo pero será más fácil a la hora de usar la máquina. En cambio, si te ves capaz de coser directamente con los alfileres, adelante. Será más rápido pero un poco más difícil. Ahora deberíamos tener una especie de tubo enorme, que pronto será una falda.
  3. El siguiente paso sería hacer una especie de canal en la parte de la cintura, por donde va a pasar luego la cinta elástica. Doblamos la tela más o menos 1,5 cm para abajo dos veces. De esta forma conseguimos una especie de dobladillo. Lo ideal sería que plancharais toda la cinturilla antes de empezar a coser para que os sea más fácil.

    Según vamos doblando la tela, vamos asegurándola con alfileres. Cuando hayamos terminado de poner todos los alfileres necesarios, cosemos a máquina (aquí te digo lo mismo que antes, si no te sientes segur@ hilvana antes de coser a máquina).

    Importante dejar al final un espacio abierto sin coser por el que entrará y saldrá la cinta elástica antes de terminar de coser la cinturilla.

  4. Ahora pasamos la cinta elástica por ese espacio agarrada a un imperdible y la vamos arrastrando por toda la cinturilla hasta que llegue al mismo sitio por el que ha entrado.

    Nos probamos la falda con la cinta y ajustamos el elástico a nuestra cintura. Cuando estemos contentos con el ancho de la falda le hacemos un nudo a la cinta, de este modo no se nos irá el ancho y lo cosemos con la máquina.

    Cortamos lo que sobre de cinta y la que sirve la metemos en la cinturilla para poder terminar de coserla a máquina.

  5. Ahora sí, cogemos los tirantes y los juntamos a la falda para crear el vestido. La posición de los tirantes dependerá del escote que quieras para tu vestido. Si quisiéramos un vestido con poco escote, coseríamos los tirantes juntos (uno un poco por encima del otro, por ejemplo) para que el escote sea mucho más cerrado. El problema aquí, sería que no tendríamos tantas opciones de poner el escote, como las tendría un vestido multiposición normal. Pero si lo que quieres es poder llevar el vestido día a día e ir cómod@, te recomiendo hacer el escote más cerrado, porque de todas formas, sigues pudiendo poner la espalda de distintas formas. Una vez hayamos decidido cómo poner los tirantes, los ponemos agarrados con alfileres a la falda y, o bien hilvanamos, o bien cosemos directamente a máquina.
  6. ¡El vestido ya está casi terminado! Con algunas telas (como el punto de neopreno) te puedes saltar  este paso, pero con la mayoría no. Ahora llegamos a la parte del bajo. Tenemos que hacer un dobladillo parecido al que hemos hecho en la cinturilla de aproximadamente 1,5-2cm (también depende del tipo de vestido que estemos haciendo). Hacemos como antes y cogemos más o menos 1-1,5cm del bajo y lo doblamos. Luego repetimos el mismo paso hasta tener el mismo canal de antes. Lo aseguramos todo con alfileres (hilvanar si es necesario) y empezamos a coser. Los bajos suelen quedar mejor cuando se cosen a mano, pero lleva mucho más esfuerzo y tiempo que si lo cosemos a máquina. Si no sabéis hacer el dobladillo o la puntada invisible, avisadme en los comentarios y os ayudaré encantada.

Espero que os haya resultado útil y no dudéis en preguntarme en los comentarios si hay algo que no hayáis entendido.

M x.

Diferentes formas de ponerlo:

Las formas de poner el vestido son prácticamente infinitas. Aquí os dejo unas fotos del mío y mis formas favoritas de ponerlo. (Es un deslizador. Para verlo mejor haced clic en la foto).