Florencia 2018

Acabo de pasar dos semanas en Florencia, Italia, para mejorar mi nivel de italiano. Me ha parecido que la ciudad es demasiado bonita como para no ser grabada. Es una ciudad llena de arte, vida y calidez. Una ciudad, donde todo es bastante caro (comparado a Madrid), pero también muy bueno, y no sólo estoy hablando de la comida… pensaba que sólo era un cliché, pero (corregidme si me equivoco) los italianos comen MUCHA pasta, pizza y también helados. A lo mejor era sólo donde yo he estado, pero me sorprendió bastante jaja.

La arquitectura de la ciudad es impresionante y me encaaanta el hecho de que esté llena de arte. Hay arte en prácticamente cada calle de Florencia. Los museos son impresionantes y llenos de historias súper guays e interesantes. Mi museo favorito fue La Galleria degli Uffizi, pero hay muchísimos museos muy guays.  Me podría pasar horas andando por todos ellos y escuchando todas las historias de las obras de arte.

Florencia es una ciudad muy antigua y es totalmente única, pero no creo que yo fuese capaz de vivir ahí… es simplemente que ya no me veo ahí. Sobre todo por el caos. Hay demasiados coches, demasiados turistas y demasiada gente en general. Lo cual es genial, que haya mucha gente, pero no si la ciudad es tan pequeña. No me malentendáis, mi cosa favorita sobre Florencia es lo pequeña que es, porque así puedo ir andando a cualquier sitio. Me encanta andar. Y esa es la gran diferencia entre Madrid y Florencia. Madrid es tan grande (comparada a Florencia) que no merece la pena andar tanto, sobre todo si no tienes tanto tiempo.

He hecho un vídeo para enseñaros cómo fue. He conocido a un montón de gente genial de distintos países y ha sido una experiencia realmente guay.

Espero que os guste el vídeo,

M x.

 

Persistencia

Song: “The Cat Empire – Sol Y Sombra”

Fotos hechas por Alicia López Creis

Aquí os vuelvo a traer otro look, todo sostenible obviamente. ;D

En cuanto vi esta camisa en la tienda de segunda mano me enamoré. Me encanta sobre todo el estampado y la caída que tiene. Le da un estilo totalmente distinto a cualquier outfit.

Los pantalones azules me los compré hace años en Topshop. Son un básico que nunca me ha dejado de gustar.

Termino el look con unos pendientes blancos de Mango y unas gafas amarillas también de Mango.

Espero que estéis pasando un buen verano, nos vemos en el siguiente post 🙂

M x.

PD. ¡Espero que lo de acompañar los posts con música os guste!

Amsterdam 2018

“It don’t mean a thing” – ProleteR

La semana pasada me fui de viaje de fin de curso a Amsterdam. Nada más llegar a la ciudad me enamoré totalmente. No sólo de lo bonita que es la ciudad, sino también de la gente y del ambiente. Amsterdam tiene muchísimos sitios guays para comer, museos, galerías, parques y mercadillos. El tráfico del centro es un caos porque no sólo hay coches, sino también bicis, pero eso por otro lado está genial. Un día estuvimos también en la exposición temporal de Banksy y me encantó.

Amsterdam es una ciudad preciosa y si tenéis algún día la ocasión de visitarla os lo recomiendo totalmente.

M x.

Écologique

Fotos hechas por Alicia López Creis

Como os dije en el último post, estoy empezando a ser más consciente con el consumo de moda y ya llevo bastantes meses sin comprar ropa que no sea sostenible o de segunda mano. Al principio me preocupó que esto pudiera ser un problema para el blog, pero más tarde me di cuenta de que era lo contrario. De esta forma podría enseñaros que la ropa sostenible es igual que la ropa convencional, simplemente no está hecha por personas explotadas ni es perjudicial para el medioambiente. 🙂

Los vaqueros de las fotos los compré en una tienda de segunda mano que se llama 28 Vintage Clothing. La camiseta es de Mango, pero está compuesta por 100% algodón orgánico y los zapatos son de Ecoalf y están hechos a base de botellas PET de plástico. Ecoalf es una tienda que me gusta bastante porque son totalmente sostenibles y muy innovadores. Crean tejidos con algodón orgánico, botellas de plástico o con redes de pesca y las telas acaban siendo de la misma calidad que las convencionales y prácticamente iguales al tacto y a la vista.

Espero que os guste esta nueva idea y que os animéis a comprar moda sostenible.

M x.

 

“Buy Less, Choose Well, Make It Last” – ¿Qué es la Moda Sostenible?

Últimamente he estado documentándome mucho sobre moda sostenible y me he dado cuenta de que no sólo no tenía ni idea de este concepto, sino que además me queda muchísimo por aprender todavía.

Ya no sólo el sector de la moda, sino también el futuro del planeta van por muy mal camino y hay que hacer algo por cambiarlo. Aunque por el momento vamos a centrarnos en la industria textil, la segunda industria más contaminante después de la del petróleo.

¿Sabías que se necesitan 2700 litros de agua para fabricar una camiseta de algodón convencional y 8000 litros para fabricar unos simples vaqueros? La industria textil es la responsable del 20% de la contaminación de las aguas y también del 10% del total de emisiones de CO2 en el mundo. Además de toda la sobreexplotación de los suelos y la cantidad de pesticidas que se echan a las plantas (de ahí pasan al suelo y sucesivamente al agua, contaminándola así y causando serias enfermedades a las personas que viven al alrededor) y la cantidad de químicos que se utilizan al crear las fibras del tejido.

Podría seguir hablándoos de todos los impactos de la moda en el medio ambiente pero no es el fin principal de este post.

Greenwashing

Marcas como Zara o Mango por ejemplo, empezaron hace unos años a hacer campañas y colecciones de moda sostenible. Al principio me pensaba que esto era realmente un gran avance en la moda sostenible, por fin las grandes marcas estaban intentando hacer cambios. Incluso escribía siempre posts sobre sus nuevas colecciones y sobre lo baratas que eran. Pero resulta que era todo Greenwashing. Greenwashing es una estrategia de marketing de las empresas para parecer más ecológicas. El problema es que una empresa con tanto impacto en el sector de la moda y en el medio ambiente, como lo puede ser Zara, es prácticamente imposible que sea sostenible. Es complicado que una prenda sea 100% sostenible y además barata, pues todos los costes que conlleva esa prenda son bastante altos. Una marca de Fast Fashion sería difícilmente sostenible, ya que su interés principal son básicamente las ganancias económicas de dicha empresa. Para ganar más dinero, tienen que gastar lo mínimo (reducir los costes. Por ejemplo en salarios, calidad, etcétera) para poder poner los precios mas bajos ampliando el público objetivo y de esa forma, vender más.

¿Qué es la moda sostenible realmente?

Moda responsable con el medio ambiente y con las personas que trabajan para el sector de la moda. También llamada ‘Slow Fashion’.

Una prenda ecológicamente sostenible podríamos definirla como:

  • Una prenda hecha a base de materiales con poco impacto en el medio ambiente o con materiales reciclados.
  • Con la que se usan tintes naturales y sin pesticidas, ni ningún otro tipo de tóxicos,
  • Que se distribuya de forma que no dañe al medio ambiente.

Una prenda socialmente sostenible sería una prenda que ha sido confeccionada por personas con un salario digno. Hoy en día los salarios de las personas que trabajan en países subdesarrollados son los salarios mínimos, aunque son legales, son demasiado bajos como para poder vivir bien. Esas personas se ven forzadas por ello a trabajar durante horas seguidas sin parar haciendo horas extra (qua a veces no llegan a cobrar) incluso todos los días de la semana.

Moda circular

Una parte muy importante de la moda sostenible es la moda circular. Las prendas que nosotros solemos comprar hoy en día vienen de un sistema lineal. La prenda se confecciona, se vende, se usa y finalmente se tira. Lo que se intenta con la moda circular es conseguir que esa prenda no se tire, si no que se reutilice para, de esta forma, no crear prácticamente ningún tipo de residuo textil. Se puede reciclar de distintas formas, como puede ser regalar la ropa una vez usada, comprar ropa de segunda mano o reciclar el tejido en contenedores textiles. En la moda circular lo que se pretende es darle una nueva vida a la prenda.

¿Cómo puedes ayudar?

Para empezar, os voy a dejar links de distintas tiendas de moda sostenible al final del post para que les echéis un vistazo.

Hay muchas formas de contribuir a la moda sostenible:

  • La primera que se me ocurre sería comprar ropa de segunda mano, así en vez de comprar una prenda nueva, le das una nueva vida a otra y encima te sale bastante más barato.
  • Otra forma sería regalando la ropa que ya no quieres a gente que sepas que la va a utilizar, nunca tirarla. Si ves que esa prenda ya no vale porque está dañada y no se puede arreglar, recíclala. Existen bastantes contenedores textiles, pero también puedes llevar tu ropa a los contenedores de H&M, por ejemplo. Con tu ropa lo que harán será seleccionarla y ver si se puede reutilizar. Sino, procederán a separar las fibras de dicha prenda para poder crear nuevos materiales y así, poder crear nuevos tejidos. Esto no es Greenwashing. Además llevando tu ropa a H&M recibes un descuento de 5€ para tu próxima compra por cada bolsa de ropa que lleves a los contenedores de la tienda.
  • Llevar una vida minimalista también ayuda bastante, no tener mucha ropa y vestir con básicos. Comprar ropa que no pase de moda para que dure más. Normalmente será más fácil y cómodo a la hora de elegir la ropa y no por ello vestirás peor, sino al revés.
  • Otra cosa sería intentar comprar ropa que esté compuesta por materiales puros, es decir, que la prenda no esté compuesta por distintos materiales, sino por uno solo. (Por ejemplo: 100% algodón…) de esta forma, resultará mucho más fácil la separación de fibras al final de vida de la prenda y será mucho más fácil poder reutilizarla.
  • Planchar la ropa, aunque parezca que no, es altamente contaminante, debido a la cantidad de energía que se gasta. Por ello debemos reducir el uso de la plancha y utilizarla solo cuando sea totalmente necesario.

Por último me gustaría citar a una de las diseñadoras y personas más grandes dentro del mundo de la moda. Vivienne Westwood decía que debemos comprar menos, elegir mejor y hacer que duren más nuestras prendas. Al fin y al cabo las llevamos todos los días y es lo que nos define desde el exterior. Valoremos más nuestra ropa.

“Buy less, choose well, make it last.” – Vivienne Westwood.

M x.

Marcas sostenibles:

Ecoalf: aquí

ALAZIA: aquí

dLana: aquí

Mandacaru’: aquí

IAIOS: aquí

coIRaxe: aquí

alolola: aquí

xiro: aquí

Sustainable Fashion: aquí

D-due: aquí

Stella McCartney: aquí

 

Más Distinción

Song: “So Cold, so Sweet, so Fair” by Clem Beatz.

Fotos hechas por Alicia López Creis

Camisa: aquí | Pantalones: aquí | Pendientes: aquí

MÁS DISTINCIÓN

Me da la sensación de que con mis looks siempre quiero transmitir al final el mismo mensaje, de alguna forma u otra.

La moda es una forma de expresión e incluso diversión. Es una manera de demostrar a la gente quién eres y lo que te gusta. Habrá mucha gente que diga que la moda no es más que la imagen que tú das de ti a los que te rodean, y por una parte es verdad, pero ten en cuenta que tu estilo, tu forma de actuar, tu forma de andar, incluso tu autoestima dependerán casi siempre de lo que lleves. Por eso no se debería tener ningún tipo de miedo a arriesgarse, a ser tú mismo.

Es curioso cómo a veces nos dejamos influir sobre todo por la sociedad de hoy en día y lo mucho que nos importan las opiniones de los demás. Cuando en realidad, la que más importa es la tuya.

Para mí, ser original es casi lo más importante. Ser uno mismo, no ser igual que todos los demás y tener algo que te caracterice. Porque no todos somos iguales ni tenemos el mismo estilo. La moda es una muy buena forma de distinguirnos de los demás. Nuestra ropa debería corresponder a nuestro propio estilo y nuestra forma de ser.

Por eso os digo, nada de miedo a probar cosas nuevas algún día, la ropa distinta no muerde.

M x.

Fashion Business – Marketing: Qué Necesitas Saber Para Crear Una Marca De Moda

Todo lo que vais a leer a continuación en este post tiene que ver con un concepto del Marketing que se denomina Branding.

Al definir una marca, primero hay que tener en cuenta que la marca perfecta está formada por una mezcla de elementos tangibles e intangibles. No sólo está creada por la ropa que vende, área de ventas, packaging o publicidad, sino también por los valores y las asociaciones que los consumidores atribuyen a la marca.

Todas las marcas intentan generar emociones, porque han comprobado que funciona. Si quieres que la gente te recuerde (como marca) y que crea en ti, tienes que hacer que sientan algo.

También es importante saber que los mensajes, las ideas y los valores de dicha marca serán expresados a través de:

  1. El nombre de la marca y el logo
  2. El producto
  3. Packaging y presentación
  4. El ambiente en el que se vende el producto
  5. La publicidad
  6. La reputación y su comportamiento.

Así que si dedicáis tiempo a estos temas podréis llegar a conseguir una buena imagen.

En el Marketing de este sector existen cinco niveles de segmentación, que definen los diferentes enfoques de una marca de moda. Hay marcas de todo tipo y en cada nivel en la industria de la moda.

En la siguiente imagen se puede ver la pirámide de segmentación de la moda y en qué nivel encaja cada tipo de marca.

El último nivel de la pirámide es el llamado Mass Market, el cual representa a las marcas que son más baratas pero que siguen teniendo buenos diseños. Algunos ejemplos serían Zara, H&M o Mango.

Bridge conecta Mass Market con Diffusion. Estas son las marcas que son un poco caras, pero no tanto como las marcas de lujo. Por ejemplo, Massimo Dutti, Coach o Diesel.

Las marcas Diffusion están inspiradas en el Prêt-À-Porter. Estas marcas son más caras y normalmente están hechas para un público más joven. Por ejemplo, DKNY by Donna Karan y Marc by Marc Jacobs.

Las marcas de Prêt-à-porter (o también Ready-to-wear) siguen la idea de crear moda que sea ‘lista para llevar’. Esto se creó claramente en su momento para distinguir la ropa ‘normal’ de la de Alta Costura. Algunos ejemplos serían Chanel o Ralph Lauren.

Y ya el último nivel es Couture (o Alta Costura). Estas son las marcas más caras pero también las más creativas. La calidad de sus productos es la mejor y la ropa se utiliza sólo en ocasiones especiales. Ejemplos de las marcas en este nivel serían: Ellie Saab, Valentino o Stephane Rolland.

Finalmente, además de los objetivos que os he contado, con un buen Branding conseguimos:

  1. Demostrar distintos valores de la marca
  2. Crear una conexión entre el cliente y la firma
  3. Generar respuesta emocional de los compradores
  4. Dar confianza (han que confiar en la marca)
  5. Garantizar la consolidación de la marca
  6. Fidelizar a nuestro cliente (para crear una relación duradera con él)
  7. Generar valor añadido (tanto del producto como de tu marca).

 

Espero que os haya gustado este post,

M x.

La Tagliatella

El otro día fui a uno de mis restaurantes favoritos con una muy buena amiga mía, Ali (que por cierto es la fotógrafa principal de todos mis looks). Ésta es la primera vez que aparece Ali en el blog, y eso que ha estado conmigo, ayudándome con muchísimos posts desde el primer momento. Así que espero que la veáis más a menudo por aquí. De momento, os dejo su cuenta de fotografía en Instagram para que le echéis un vistazo (aquí).

El restaurante al que fuimos se llama La Tagliatella y es una franquicia de restaurantes italianos muy conocida en España. Cocinan todo tipo de comida italiana; risotto, pasta, pizza… Nosotras nos pedimos una pizza y una pasta rellena de calabaza que está riquísima. Pero es muy complicado que un plato no esté riquísimo en La Tagliatella.

Los camareros suelen ser muy simpáticos y siempre hay buen ambiente. No sé en otras ciudades de España, pero en Madrid Tagliatella está por todas partes. Os animo a que lo probéis (si no lo habéis hecho ya) y me digáis qué os parece.

Hasta la semana que viene,

M x.

¿Qué harías?

Una vez vi un vídeo de Jerome Jarre (aquí), gran Viner y también gran persona, en el que decía lo siguiente: “Imagínate que tienes 99 años y estás en tu lecho de muerte. De repente tienes la oportunidad de volver justo a este momento. ¿Qué harías?”

Sobre esto es básicamente sobre lo que he estado pensando estas últimas semanas. Me he dado cuenta de que ya no me hacen tan feliz las cosas materiales como yo creía. La ropa, el maquillaje… siguen gustándome porque son parte de lo que me apasiona, pero ¿son realmente las cosas que me harán crecer como persona?

Y no, no me estoy volviendo hippie, bohemia o algo por el estilo. Simplemente quiero poder decir a mis 99 años que no me hace falta volver a este momento, porque ya he vivido todo lo que tenía que vivir.  Así que he decidido hacer una Bucket List con todas las experiencias que quiero vivir antes de morir. Como por ejemplo, poder tener en mis brazos a un chimpancé (que no muerda, claro), viajar mucho por todo el mundo, hacer feliz a otras personas, aprender a volar en parapente, ser parte de un momento histórico, nadar con tiburones o incluso dejar una propina de 100€ a algún camarero simpático. Las posibilidades son infinitas.

Al igual que digo, que lo que de verdad nos llena son esos momentos que nos hacen ver la vida de otra forma, considero que es más importante lo que hacemos día a día. Piensa bien en la respuesta a esta simple pregunta: en este momento de tu vida, en tu día a día, ¿eres feliz? Si sí lo eres, me alegro por ti de verdad y, enhorabuena porque no muchos lo consiguen. Si no, dedica tiempo a saber por qué no y abandona todo aquello que no te haga feliz, porque no te está aportando nada en la vida. Y sé qué estaréis pensando: “pero tengo que pagar las facturas de alguna forma” o “no, esto es sólo temporal” pero la vida que de verdad te llena no es eso. Dedica tiempo a cosas que te apasionen. Llega al punto de que suene el despertador todos los días a las seis de la mañana y te dé igual levantarte porque vas a hacer lo que realmente te gusta y te llena. El truco está en que te guste tanto lo que haces, que no te des cuenta ni siquiera de que estás trabajando. Y es ahí, cuando realmente puedes llegar a ser bueno en lo que haces, cuando eres feliz. Reconozco la valentía de algunas personas que, aún teniendo que pagar sus facturas, se arriesgan a dejarlo todo y hacen aquello que les gusta, y es con eso con lo que se acaban haciendo cargo de su vida. Se arriesgan a cambiar por un futuro más feliz.

No me considero una persona cobarde, sino bastante valiente. Pero si hay algo en la vida que de verdad me aterra, es hacerme mayor y arrepentirme de cosas que no he hecho. Porque vida sólo tenemos una y hay que vivirla.

M x.

THREAD

Últimamente he estado buscando bastantes sitios donde comprar telas sostenibles o recicladas y el otro día me topé con THREAD. Aunque ya existen tiendas o marcas que trabajan con tejidos sostenibles, nunca había visto hasta ahora una tienda de telas hechas a base de materiales reciclados. Ya os explicaré en otro post de qué están hechos estos tejidos y cómo se hacen, pero de momento os voy a hablar sobre Thread en concreto.

Thread recopila botellas de plástico en países subdesarrollados como Haiti y Honduras y fabrica telas de distintos colores y texturas a base de reciclar esas botellas. El proceso es el siguiente; primero se recogen dichas botellas de las calles e incluso de los vertederos. Las personas que lo hacen, son personas de esos países que no tienen trabajo, con lo cual Thread es una oportunidad para ellos. Después se transportan esos plásticos a otros sitios para ser procesados.

Estas botellas se trituran entonces para crear láminas de plástico. Esto luego nos llevaría al tercer punto del proceso, que sería crear el hilo. Las fibras se pueden formar y darle distintas texturas hasta conseguir el tejido deseado. Innovación en este caso es bastante importante, para que estos materiales reciclados se parezcan lo más posible a los tradicionales.

Finalmente, se crean a base de esos hilos las telas recicladas utilizando distintas técnicas (telas tejidas o trenzadas).

          

          

Es un concepto muy innovador, que creo puede cambiar el sector de la moda a bien, si sigue así, y continúa teniendo más éxito. Es bastante asequible, las telas pueden costarte prácticamente lo mismo que en tiendas de telas normales (ronda los 9€/metro, aunque depende de la tela), pero hay que añadirle además el coste de envío.

Creo que merece la pena comprarles a ellos las telas, si sabes de qué están hechas y todo por lo que han pasado. El problema en cuanto al envío, es que al no estar totalmente desarrollados todavía, Thread no hace envíos a todo el mundo. De momento sólo envía a Estados Unidos y Canadá. De todas formas, es un proyecto en el que confío mucho, porque además no sólo da trabajo en países subdesarrollados, sino que es uno de los pocos que lucha por un cambio en la moda y en el medioambiente.

Os animo a que os paséis por su página.

M x.

 

image sources and info: Thread

Welcome!

Choose your language

English

Spanish